Español/Castellano (Castilian Spanish), Multilingual

Director de Escuela John Palfrey Conduce una Encuesta de Media Social en el Campus

Cada dos años, Director de Escuela John Palfrey publica una encuesta para el cuerpo de estudiantes sobre su uso de dispositivos digitales y el Internet.

De acuerdo a Palfrey, el gol de la encuesta no es solo desarrollar su investigación de la era digital, pero también ganar un entendimiento mejor del cuerpo de estudiantes.

“Yo también espero que esto será una manera que podremos continuar la conversación de las maneras que tecnología puede ayudar la educación y las maneras que la pueden dañar” dijo Palfrey en una entrevista con The Phillipian.

Palfrey ha sido interesado en uso de tecnología estudiantil por años, catalogando actualizaciones de encuestas en nuevos volúmenes de su libro, “Born Digital.” Originalmente publicado en 2008, “Born Digital” explora las implicaciones de una generación de conocimientos digitales. Con ayud de el Centro Berkman Klein de la Universidad Harvard, Palfrey compara el encuesto de Andover con promedios nacionales de uno tecnológico estudiantil y obtiene información necesaria y estatísticos para actualizar nuevas ediciones de su libro.

Este año, Palfrey ha sido invitado por los Fideicomisarios de Andover para ser el hablador educacional en la reunión anual del invierno. El discurso será centrado en “Born Digital.”

“Cada año, los fideicomisarios le preguntan a un hablador venir y hablar sobre educación, y usualmente en la reunión de invierno, y ha sido históricamente alguien de afuera, y este año me han pedido que yo lo haga. Y me pidieron que lo haga de este libro, ‘Born Digital,’ que yo he escrito. Ha salido en tres ediciones y yo estoy trabajando en un cuarto ahorra… entonces yo estoy reportando en esa data, y yo quiero que tenga una conexión específica al Andover,” digo Palfrey.

Como el promedio nacional, el crecimiento del uso de celulares en campus ha saltado drásticamente sobre la última década. En Andover, administradores y estudiantes igualmente han visto los celulares causar  una disminución en interacciones cara-a-cara, en el camino el en Paresky Commons por ejemplo.

Natalie Wombwell ’01, Directora Asociada de Admisiones, dijo que ella cree que la actividad constante de celulares nace de la nocion que la gente siente que deben siempre estar ocupados en este campus, incluso cuando caminando en el camino.

“Es que nosotros estamos tan predispuestos para sentir conectados o ocupados todo el tiempo que cuando estamos solos con nuestros pensamientos, qué es lo típico cuando caminando por el campus si estás solo. Es incomodo. Y y creo que necesitamos regresar a ser cómodos con quietud y con nuestros propios pensamientos,” dijo Wombwell. “Yo también creo que no tenemos que estar ocupados todo el tiempo. Yo creo que nos hacemos ocupados todo el tiempo y alimenta esta energía frenética y este estrés que estás haciendo múltiples cosas a la vez,” continuo Wombwell.

De acuerdo a Palfrey, el programa de Empatía, Balanceo, e Inclusión (E.B.I.) es un atentado para prevenir estudiantes sobre usar sus celulares, ambo en E.B.I. y en una escala más grande alrededor de la escuela. Su aspiración es para que todos estudiantes formen hábitos saludables que incluyen sus dispositivos cuando necessario y borrarlos cuando no.

“Yo creo la gente están muy atascados con sus celulares y los usan bastante, y mi esperanza es que al menos por ciertas formas de señalarse, como usando tiempo sin-dispositivos, urgiendo estudiantes, ciertamente él la clase, para dejar sus celulares antes que entren, [son] unas de las cosas que hemos hecho en E.B.I.,” dijo Palfrey.

Andrew Housiaux, Instructor en el Departamento Religion y Filosofia y el Director de la Familia Currie del Instituto Tang, ha hecho experimentos con sus estudiantes para ver cómo ellos reaccionan en una ausencia a sus dispositivos. En sus clases de Existencialismo y Religiones Asiáticas, Housiaux le dio a su clase la opción de entregar sus celulares para un incentivo.

En un email para The Phillipian, Housiaux explico como él quería que sus estudiantes reflexionen sobre sí mismos como personas sin la distracción de sus celulares y para más profundamente entender sus relaciones con ellos

“Decidí hacer el experimento con los teléfonos con mis estudiantes por dos razones. Uno, quería que tomaran tiempo para reflejar en su relación con la tecnología. Si removimos una de las mayores interacciones que tienen con la tecnología (sus teléfonos), les damos tiempo de observar ciertos hábitos, comportamientos, y tendencias que no se pueden observar si todavía tuvieran sus teléfonos,” escribió Housiaux.    

Para Sophia Witt ‘20, el experimento le enseñó que reflexivo era buscar por su teléfono, hasta en momentos cuando se veria improbable. “Para mi, el experimento fue muy revelador de cuando dependemos en nuestros teléfonos en situaciones sociales. En la cola en [Paresky Commons], recuerdo esperar torpemente mientras todos checaban su Instagram o su email,” dijo Witt.

Como Witt, Patrick Ryan ‘19 encontró impactos muy positivos en el experimento. De acuerdo a Ryan, Housiaux animo a que los estudiantes dejen de usar sus teléfonos para reforzar la idea que, muchas veces, los teléfonos no son necesarios. “[Housiaux] dio la opción de darle nuestros telefonos solo por unos dias, pero me gusto tanto no tener mi teléfono que no regrese por él hasta el fin del trimestre,” dijo Ryan.

Ryan continuo, “Al principio, se sentia un poco raro. No me caracterizaría como alguien que está pegado a su teléfono, pero te das cuenta… cuando estás sentado solo, tienes un deseo subconsciente de agarrar tu teléfono y usarlo.”  De acuerdo a Tyler Murphy ‘19, un estudiante que participó en el experimento de Housiaux, le pone atención a su teléfono, pero no se obsesiona sobre el.

Cuando Murphy fue a la Escuela en La Isla el año pasado, no uso su telefono. “Creo que en Andover, como cualquier otra preparatoria, todos estamos pegados a nuestros teléfonos en nuestro tiempo libre. Siento que… uno de los problemas más grandes es usarlos en los caminos. Cuando estas pasando 30 segundos entre clases, deberías de estar viendo hacia arriba,” dijo Murphy.  

Wendy Cogswell, Oficial de Relaciones de Seguridad Pública, dijo que su preocupación más grande es cuando los estudiantes usan sus aparatos cuando cruzan la calle. “Tienes tu teléfono enfrente de ti, tus audífonos puestos, y no tomas el tiempo de ver hacia enfrente y pararte. Aunque presiones un botón, recuerda que la gente manejando también podría estar usando sus teléfonos, no poniendo atención.    

[Quítate] los audífonos, aunque sea un audífono para que puedas escuchar, y baja tu teléfono mientras cruzas la calle. [Te] mantiene seguro, y consciente de lo que está pasando,” dijo Cogswell. Palfrey espera que la gente baje sus teléfonos y pasa tiempo cara a cara. De acuerdo a Palfrey, la encuesta incluía sugestiones de los estudiantes, cuyas incluyen prohibir teléfonos totalmente en Paresky Commons y otras áreas del campus.

Palfrey dijo, “Estaría totalmente en favor de ese tipo de cosas. Ahora, con respecto a ser accesible a tus papás y cosas así mientras vives aquí, obviamente hay razones por las que gente tendría sus teléfonos. Pero si creo que hay momentos en los que estamos juntos donde deberíamos estar cara a cara, definitivamente en los salones y en ciertos puntos en los dormitorios. Estudio Silencioso sería un ejemplo; creo que Paresky Commons seria otro. Junta De Escuela es un ejemplo de un lugar [donde] lo hacemos a cierto nivel, [pero] creo que lo podríamos hacer un poco mas tambien.    

 

Feb 1, 2019